jueves, 22 de agosto de 2013

Ataques de pánico: más frecuentes y con mayor incidencia en mujeres

Tiene síntomas muy parecidos a los de un ataque cardíaco. Lo sufren una de cada 10 personas y, en su mayoría, mujeres.


Es una sensación de temor pavoroso. De que algo terrible está a punto de ocurrir y que no puede hacerse nada para evitarlo. Provoca una desesperación tal por escapar de la situación en la que una persona se encuentra, que se siente miedo a morir o a volverse loco.
Estos son algunos de los síntomas de un ataque de pánico, un trastorno universal que se encuentra en todas las culturas, razas y niveles socioeconómicos, y que en nuestro país se estima que una de cada diez personas lo padece, y que se da dos veces más en mujeres que en hombres.

En la mayoría de los casos forma parte de un trastorno de ansiedad. Es un problema de salud que puede traer severas consecuencias psicológicas. La edad de inicio es típicamente en el adulto joven, pero puede aparecer incluso en niños. Su evolución y complicaciones son muy variables, pero tiende a ser un cuadro fluctuante y crónico.

UN MOMENTO DE TERROR

Según coinciden los especialistas, los síntomas del ataque de pánico aparecen de repente sin ninguna causa aparente, y se lo define como un momento de extrema angustia o terror acompañado de desesperación y sensación de descontrol.

Y en ese momento, también se dan síntomas físicos, como palpitaciones, dolor de pecho, sudoración, malestar estomacal, mareos, náuseas, dificultad para respirar, sofocos o escalofríos y temblores musculares. Y una sensación de desrealización o despersonalización.
Los  ataques de pánico se enmarcan en los denominados trastornos de ansiedad, luego de un episodio de este tipo pueden desencadenarse otros, como la agorafobia o el estrés postraumático.


También, y aunque es menos frecuente, los ataques pueden ocurrir durante el sueño, con la misma activación sintomática, terror repentino y sin motivo aparente.

martes, 6 de agosto de 2013

Estudio determina que psicoterapia en línea es tan eficiente como la tradicional

Los resultados a mediano plazo son incluso mejores que los arrojados por la terapia convencional.

La Universidad de Zurich estudió una muestra de 62 pacientes, dividida en dos grupos iguales; y asignados de manera aleatoria a cada forma terapéutica, para determinar que las personas que desarrollan terapias en línea tienen los mismos avances que aquellas que realizan la tradicional

Un estudio realizado en la Universidad de Zurich, al noreste de Suiza, ha determinado que realizar psicoterapia en línea es tan eficaz como asistir a la terapia tradicional en persona.

Un total de 62 pacientes fueron congregados para realizar el análisis. La mayoría de ellos experimentaba síntomas de depresión moderada.

La primera muestra, conformada por 31 pacientes, realizó un tratamiento que consistió en ocho sesiones de terapia cognitivo-conductual combinada con ejercicios orales y escritos; al tiempo que la segunda muestra, con igual número de pacientes, desarrolló la terapia en línea a través de la cual realizaban una tarea escrita predeterminada, como consultar su auto-imagen negativa.

Luego de efectuados los tratamientos, los investigadores señalaron que ambos grupos mostraron una disminución en sus niveles depresivos, resultando libres de depresión el 53 por ciento de aquellos que siguieron la terapia en linea, frente a un 50 por ciento que atendió la terapia cara a cara.

"En el mediano plazo, la psicoterapia en línea incluso da mejores resultados. Nuestro estudio evidencia que los servicios psicoterapéuticos en Internet son un complemento eficaz a la atención terapéutica ", explicó uno de los investigadores, Andreas Maercker.


Tres meses después de presentada la primera muestra, la depresión no estaba presente en 57 por ciento de los pacientes del grupo en línea; ni en el 42 por ciento de los que siguieron tratamiento tradicional.