miércoles, 29 de enero de 2014

Tratamiento asistido a través de Internet para trastornos de pánico: ¿Pueden los profesionales de la medicina general conseguir resultados comparables a los de los psicólogos?*

Kerrie Shandley
Facultad de Ciencias Sociales, Universidad Swinburne de Tecnología, Hawthorn, Victoria, Australia

Antecedentes. Las enfermedades metales son una preocupación creciente a nivel mundial. El tratamiento de ciertos desórdenes, como la ansiedad y la depresión, recaen en gran parte en médicos de familia o especialistas en medicina general. Sin embargo, por lo general, dichos especialistas se encuentran demasiado limitados por cuestión de tiempo y podrían no estar suficientemente preparados para atender adecuadamente las necesidades de los pacientes.

Los recursos de Internet basados en la evidencia representan un valioso recurso para reducir la carga que supone cuidar de dichos pacientes y el coste de tratar desordenes de salud mental en emplazamientos de atención primaria y al mismo tiempo mejorar los resultados.

Objetivo: El presente estudio aspira a extender la eficiencia de Panic Online, un programa para el tratamiento de desórdenes de pánico asistido por terapeutas y determinar si se pueden conseguir y mantener resultados comparables a los que obtienen cuando el programa se encuentra asistido por especialistas en medicina general en vez de psicólogos.

Métodos: A través de  un diseño de grupos natural, 96 personas con un diagnóstico primario de desorden de pánico (con y sin agorafobia) completaron el programa Panic Online in 12 semanas con el apoyo terapéutico de especialistas en medicina general, que habían recibido formación especializada en terapia cognitiva conductiva, o con el apoyo de psicólogos clínicos.

Los participantes completaron una entrevista telefónica clínica, conducida por un psicólogo y una serie de cuestionarios en línea para evaluar los síntomas relacionados con el pánico en tres periodos diferentes (antes, después y en un seguimiento 6 meses más tarde)

Resultados: Ambos tratamientos produjeron una mejora significativa en la intensidad del pánico y la sintomatología relacionada con el pánico desde el pretratamiento hasta el postratamiento.

Ambos grupos mostraron mejoras con el paso del tiempo,  que se  mantuvieron en ambos grupos durante el seguimiento.

No obstante los grupos se diferenciaban de forma significativa en dos áreas relacionadas con la calidad de vida: el área física (F1, 82 = 9.13, P = .00) y el ambiental (F1, 82 = 4.41, P = .04).

El índice de abandono era claramente mayor entre aquellos que recibieron tratamiento por parte de sus médicos de cabecera (X21 = 4.40, P = .02, N = 96).


Conclusiones: Este estudio aporta pruebas que muestran como  los tratamientos a través de Internet resultan un buen apoyo para los sistemas de salud mental existentes. 

De esta forma se facilitaría y ampliaría la prescripción de tratamientos basados en evidencias para enfermedades mentales a un número cada vez mayor de segmentos de población por medio de los sistemas de atención sanitaria primarios y con la ayuda de profesionales de la salud con una formación adecuada.

fuente:
http://www.revistaesalud.com/index.php/revistaesalud/article/view/283/617

No hay comentarios:

Publicar un comentario