domingo, 22 de marzo de 2020

Cómo hacer Teletrabajo en los tiempos del CORONAVIRUS

PRODUCTIVIDAD EN EL TRABAJO
¿Trabajando desde casa? Estrategias de teletrabajo
Incluso desde antes de los tiempos del coronavirus muchos de nosotros trabajamos desde casa. Pero puede ser, por decir lo menos, desafiante encontrar la paz laboral en el hogar, mientras que los descansos naturales en la máquina de café y las rápidas reuniones informales con colegas están ausentes. Aquí hemos recopilado nuestros mejores consejos sobre cómo mantenerse enfocado en sus tareas sin perder de vista.
1. Estructura tu día de trabajo
Decide a qué hora comenzar a trabajar y cuándo termina el día laboral. Programa un descanso de 30 a 60 minutos para comer. Intenta seguir los tiempos marcados para  que al final del día pueda sentir que ha pasado un día de trabajo razonable. Si tienes una agenda de trabajo debes añadir tu horario, incluyendo el tiempo para comer y descansos. Si trabajas con un equipo de personas virtualmente puedes compartir tu horario con ellos así saben cuando te puede contactar. 
Un error común es aprovechar el tiempo de trabajo en casa para lavar ropa o ordenar la casa. Debería dejar todas las tareas domésticas hasta después de la jornada laboral, el tiempo programado es solo para trabajo.
2. No te saltes la hora de comer

Planifica qué comer el día siguiente para que tengas todo en casa. No comas enfrente del ordenador, sino ponte en otro lugar. Si puedes sal de su casa para dar un paseo o trotar, de modo que tenga aire fresco y pensamientos frescos. Si no puedes salir, puedes hacer un pequeño descanso en casa, unos ejercicios de yoga, meditación, usar una cinta de correr o bicicleta estática o simplemente poner tu música favorita y bailar un rato. 

3. Prioriza tus deberes

Comienza el día haciendo una lista de las tres tareas que deberías haber completado antes del final del día. Asegúrate de revisarlos. Al final del día, establezca una prioridad para las tareas del día siguiente. Comienza con las tareas más desafiantes. Por lo general, tenemos el mayor enfoque durante la mañana. Aquí es cuando podemos manejar las tareas más exigentes.

Utiliza herramientas como el pomodoro, las pegatinas,. Dividir una tarea en partes pequeñas. 


4. Estar disponible

Trabajar desde casa le brinda una gran oportunidad para probar todas las herramientas de colaboración y comunicación online. Aprovecha la oportunidad para agudizar tus talentos de videoconferencia.  Programa una video conferencia. Puede ser tan simple como asociarte con otro compañero y organizar una reunión matutina diaria en la que repasas tus prioridades para el día. Rompe la sensación de aislamiento que puede aparecer arrastrándose después de unos días en casa.

5. Mantente enfocado con descansos

Haz espacio para algunos descansos naturales durante el día de trabajo. Incluso cuando trabajas desde casa, es bueno reservar un tiempo para tomar un café corto a las 11 en punto o estrechar las piernas a las 16.  Estos descansos deben ser de reposo cerebral, es decir, sin teléfono. Intenta mantenerte enfocado en tus tareas intermedias. 

Por último, pero no menos importante, asegúrate de dejar el trabajo después de que termine el día de trabajo. Puede ser difícil dejar de lado el trabajo cuando no tenemos el marco natural de irnos de una oficina a casa, pero la recuperación sigue siendo importante. 
Descansa sabiendo que te has ocupado de las tareas establecidos como prioridad para el día y sabiendo también qué prioridad ha establecido para el próximo día.